En el marco de las exposiciones que se realizan desde fines de marzo en la Cámara baja del Congreso sobre el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, desde Tierra del Fuego viajarán para hablar de la situación local Solange Verón y Noelia Laffitte.

Consultada al respecto, Verón explicó a Tiempo Fueguino “nosotras venimos como organización participando en el tema aborto desde nuestra constitución como La Hoguera, así que nos convocaron desde organizaciones de Buenos Aires con las cuales trabajamos articuladamente, reconociendo el trabajo que venimos haciendo en el territorio”.

En torno a cómo se vive el debate en torno a la legalización del aborto en la provincia Verón sostuvo “hay puntos en común que tienen que ver con que la legislación es derecho federal, porque estamos hablando del código penal, igualmente hay particularidades en el territorio porque somos una provincia nueva que aunque tenemos muchas leyes progresistas, se repiten un montón de patrones que tienen que ver con la falta de acceso, la punición, la falta de información

“Vamos a presentar el patrón particular de la provincia desde nuestras experiencias y aportar al debate desde ahí” explicó la abogada y adelantó que va a contar los casos de criminalización de mujeres, la falta de perspectiva de derechos de la justicia y la situación del acceso al aborto legal por causales.

Sobre este último punto, a través de un relevamiento realizado por la Hoguera, pudieron notar la cantidad de médicos que se niegan a aplicar el protocolo de interrupción legal del embarazo por ser objetores de conciencia. Así sólo lo práctica un médico en Río Grande y dos en Ushuaia, dificultando así el derecho al acceso de las mujeres. “Esto se solucionaría si se aprobara el aborto legal, seguro y gratuito” cerró la abogada.

El 22 de mayo hará su presentación la trabajadora social Noelia Laffitte, ella adelantó a Tiempo Fueguinoque su exposición frente a los diputados y las diputadas rondará en torno a su experiencia con jóvenes de Tolhuin donde se desempeña en dos establecimientos educativos.

“Como trabajadora social trabajo en pos de los derechos humanos de las personas y la obligatoriedad de seguir con un embarazo no deseado es ir en contra de los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes” explicó Laffitte.

Así mismo sostuvo que su objetivo es “llevar la mirada de la isla entorno a este tema, eso para mí es lo más importante, contar las problemáticas puntuales dado que vivimos en lugares chicos donde muchas veces la presión social es muy grande”.

“Debemos insistir en el derecho a la Educación Sexual Integral que hoy esta librada a la buena voluntad de los agentes del estado y debiera bajar como una política pública explicita para garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes”, cerró Noelia Laffitte.

Fue llamativo como las dos expositoras coincidieron en repudiar la actitud de la legislatura provincial que, luego de una escueta exposición sobre tablas, aprobó el establecimiento de la semana de los derechos del niño por nacer en medio del debate sobre el aborto legal, seguro y gratuito.

Compartir