El Parlamento fueguino sancionó hoy por unanimidad el proyecto que declara de utilidad pública y sujeto a expropiación, un área aproximada de 24 hectáreas, para concretar el trazado de la antigua ruta nacional Nº 3, desde el sector de la Margen Sur hasta el destacamento policial José Menéndez.

En su articulado, se autoriza al Poder Ejecutivo provincial a delimitar la franja de territorio sujeta a expropiación; realizar los planos descriptivos de las obras, como todo otro informe técnico necesario. A través de la Agencia de Recaudación Fueguina, se determina efectuar la mensura, subdivisión y fraccionamiento del inmueble.

En el pedido de la gobernadora Dra. Rosana Bertone, como datos que fundamentan la propuesta, destaca que en el período entre 1980 y 2010 la Provincia de Tierra del Fuego, fue el distrito con mayor crecimiento poblacional relativo del país. Registró una variación acumulada del 365%, que supera en ocho veces la variación acumulada del total nacional, que registró un 45%.

También, menciona que Río Grande, y específicamente el sector de Margen Sur, es el territorio más impactado por este exponencial y extraordinario  crecimiento demográfico. Durante ese proceso, entre los años 2010 a 2016, la mancha urbana de la ciudad, se expandió de 13,5 km2 a 25,25 km2, un incremento porcentual del 85%.

La fundamentación concluye que “no es necesario abundar en lo expuesto, para apelar a la racionalidad y compromiso social que respaldan la decisión de ejecutar una vía de comunicación alternativa para el egreso e ingreso de personas, bienes y servicios, desde y hacia la Margen Sur, que establezca las bases para una jerarquización del sector, mejorando la vida de los vecinos y así garantizar mayor seguridad ante escenarios de emergencia”.

Cabe recordar que en mayo pasado, en reunión de Comisión de Legislación General que preside la legisladora Myriam Martínez (FPV – PJ), se abordó la iniciativa presentada oportunamente, por la Asociación civil, social, cultural Crear Futuro TDF. Entre sus fundamentos, entienden que la desafectación de los 7 kilómetros de traza, posibilitará la apertura de la senda y generará una proyección económica para dejar de ser “el patio trasero de la ciudad de Río Grande”.

“Necesitamos tener libre tránsito, ya sea para ambulancias, bomberos, o para cualquier traslado que se necesite en forma inmediata”, aseguró la Parlamentaria en aquella ocasión. Puso énfasis en el compromiso político de la Cámara para resolver de manera definitiva este problema: “Les dije a los Legisladores integrantes de la Comisión, que este es un tema muy importante, que la Legislatura tiene que tomar intervención en forma inmediata, porque lamentablemente pasan los años y seguimos con el mismo inconveniente”, concluyó la legisladora Myriam Martínez.

Compartir