El actual diputado Oscar Martínez anunció que frente a la Reforma Tributaria propuesta por el gobierno nacional, “convocaremos a un paro total de actividades para el 28 de noviembre, también convocaremos a todas las organizaciones gremiales a adherir, para dar un demostración clara al gobierno nacional de nuestro rechazo a este ataque burdo, que con la complicidad de funcionarios de la Provincia, ha llevado adelante a partir de los anuncios del día de ayer”.

Los trabajadores metalúrgicos informaron que realizarán asambleas  en los lugares  de trabajo, jornadas  de propaganda durante el trascurso de la próxima semana,  y una reunión del Congreso de Delegados el próximo 14 de noviembre en Ushuaia.

“Hacemos un llamado a todos los sectores del movimiento obrero  y a la sociedad en todo su conjunto, para expresarse de manera contundente el próximo 20 de noviembre, día de la Soberanía Nacional, expresando nuestro reclamo legítimo de seguir habitando la provincia de Tierra del Fuego y de seguir teniendo el derecho a trabajar y mantener las condiciones que tiene actualmente la producción local”, convocó Martínez desde la UOM.

“Creemos que vienen por todo, porque se anuncian la quita de aranceles en productos como celulares y televisores, pero que además dice similares, por lo que existe la posibilidad que avancen sobre la totalidad de los productos de fabricación de TDF. Hay empresas que tiene solamente producción de estos equipos (celulares y televisores)”, alertó Martínez.

El diputado manifestó que “hace tiempo que el gobierno tiene como proyecto político despoblar TDF para cederle los derechos vaya a saber a quién y con qué criterio”, y se sumó a la convocatoria propuesto desde el ejecutivo provincial, aunque “hemos sido criticados por la gobernadora que parece que ahora cambió, desde la escenas del pasado día lunes donde podíamos ver como hacía gestos de obsecuencia con el gobierno nacional, en las últimas horas ha habido un cambio rotundo, que esperemos que sea realidad”,

Martínez comparó las nuevas medidas económicas con las de la década del 90 y sentenció “la situación del régimen de promoción no estaba condicionada por la extensión de la vigencia sino también por el riesgo permanente de la apertura de importaciones. En los años 90 no se modificó la vigencia del régimen sino que se hizo una apertura indiscriminada de las importaciones y las consecuencias fueron terribles, al punto tal que nuestra organización llego a tener la menor cantidad de trabajadores de todo su periodo desde la radicación de la 19640”.

“No vamos a compartir ningún espacio que pueda llevarnos a algún negociado o a la entrega de algunos productos de la industria, como ha ocurrido con el caso de las Notebook”, advirtió el diputado.

Compartir