En la numerosa movilización de la UOM en Río Grande, Oscar Martínez habló sobre el pedido para que no se homologue el polémico acuerdo firmado con AFARTE, en el que se congelan los salarios de los trabajadores por dos años a cambio de que no haya despidos.

“Es muy posible que el ministerio de trabajo avance en la homologación, eso a nosotros no nos va a afectar en nada”, dijo Martínez, y aclaró que “la decisión nuestra es capaz de dar vuelta cualquier homologación o desconocerla”.

El dirigente gremial sostuvo que a la hora de firmar el acuerdo “fuimos extorsionados y presionados, como lo denunciamos desde un principio. Por eso, en esta instancia de ratificarlo, decidimos rechazar la homologación y reclamar paritarias libres.”

Martínez dijo que la representatividad de la UOM “está expresada acá en la movilización, con la totalidad del parque industrial paralizado, con los trabajadores movilizados, nosotros nos apoyamos en eso.”

El dirigente también se refirió al proyecto presentado en legislatura que insta a declarar la emergencia laboral y habitacional en la provincia por 360 días: “s muy difícil tener un contacto con los legisladores, esperamos que tengan la actitud responsable de atender un reclamo de un sector importante de la sociedad, que intenta involucrar a los trabajadores de toda la provincia.”

“La UOM nacional está en conocimiento de nuestra posición”, dijo Martínez, ya que “hay un gobierno que está llevando adelante una política de ajuste con represión, nosotros hemos siempre denunciado la represiones, persecuciones y enjuiciamientos de parte de los gobiernos  esta no va a ser una excepción”.

Compartir