La denuncia fue realizada ante al Ministerio Público Fiscal por el ex legislador Horacio Miranda, motivada por la falta de rendición de $17 millones de pesos imputados con carácter de fondos reservados.

El escándalo estalló cuando en el marco del tratamiento de la ley de presupuesto 2018, los funcionarios de la Secretaría de Seguridad ni el propio Secretario Ezequiel Murray,  pudieron explicar en su exposición frente a la Comisión de Presupuesto de la Legislatura el destino de los fondos.

La denuncia se enmarca en las sospechas de que los fondos reservados de la Secretaría de Seguridad habrían sido destinados a la campaña electoral en las recientes elecciones a Diputados Nacionales.

Por otra parte la policía provincial está inhibida de efectuar intervenciones telefónicas, y de efectuar inteligencia que está regulada por la Ley de Inteligencia Interior, por lo sorprende que el gobierno provincial  utilizara fondos reservados para la compra de determina equipamiento y tecnología que estaría destinada a tal fin.

Ahora la Fiscalía deberá avanzar tomando medidas de prueba en tres aspectos:  el quebrantamiento de la prohibición constitucional de  fondos reservados, la malversación de fondos públicos, y la violación de la ley nacional de inteligencia.

La denuncia incluye a la Gobernadora provincial, ya que ella como titular del Poder Ejecutivo Provincial no puede desconocer lo que sucedía en el manejo presupuestario de la Secretaría de Seguridad.

 

 

Compartir