Desde el Gobierno provincial aclararon que no tienen ningún tipo de relación con supuestos gasistas matriculados que estarían ofreciendo sus servicios a los vecinos beneficiarios del Programa “Llegó el Gas” a cambio de un anticipo de $2500 pesos.

El Programa “Llegó el gas” está destinado a todos los vecinos que actualmente utilizan garrafas. Para facilitar su acceso al gas por red, el Gobierno otorgará a los beneficiarios un subsidio para hacer frente a los gastos que demanden la conexión a la red, entre ellos, la contratación de un gasista matriculado.

Serán los propios beneficiarios del Programa quienes contratarán a un gasista matriculado de su elección, pero que indefectiblemente deberá figurar en el listado de gasistas autorizados por la empresa Camuzzi.

Compartir