En el día de ayer se firmó un acuerdo entre los gobiernos nacional y provincial, AFARTE y la UOM  que implica una baja gradual del impuesto a los electrónicos, en consonancia con la propuesta del Ejecutivo Nacional. El año que viene la alícuota bajará del 17 al 10,5 por ciento y se continuará bajando hasta llegar a un 2 por ciento en 2023. El convenio también compromete un congelamiento de los salarios por dos años –a partir de junio de 2018 y hasta junio de 2020– a cambio que de no haya despidos ni suspensiones.

Al respecto, el secretario adjunto de la UOM de Río Grande, Marcos Linares, advirtió que originalmente las empresas proponían una reducción del 30 por ciento de los salarios. “No nos gusta, pero priorizamos la necesidad de continuar con la industria. Se vienen tiempos difíciles para los trabajadores”, indicó el sindicalista, según el portal Página 12.

Además, la provincia se comprometió a ir reduciendo una serie de impuestos, como la Tasa de Verificación de Procesos Productivos (TVPP) y los costos portuarios. Concretamente la alícuota del TVPP será del 1,1 por ciento hasta 2020 y bajará a 0,9 por ciento en 2021.

Luego del acuerdo, la gobernadora Bertone destacó “el consenso unánime de todos los sectores y las fuerzas políticas de Tierra del Fuego en defensa de nuestra industria y nuestro trabajo”. Mientras que el ministro de Producción, Francisco Cabrera aludió a la búsqueda de “caminos graduales para resolver problemas estructurales, este acuerdo era impensado hace unos años” y remarcó que el acuerdo “busca reducir el precio de la tecnología, que afecta transversalmente la competitividad de toda la economía, preservando los puestos de trabajo del sector, y al mismo tiempo diversificar el perfil productivo de la provincia”.

Compartir