El pasado lunes el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, inició su discurso ante un auditorio multisectorial afirmando que en el marco de las reformas que impulsará su administración: “Todos tenemos que ceder algo”. Aquellas sentencias del Primer Mandatario parecen tener sentido hoy para los fueguinos con las medidas económicas anunciadas por el Ministro de Economía con la quita de impuestos a los productos electrónicos que implica una sentencia de muerte para la industria electrónica insular. ¿Será que Tierra del Fuego renunció a su polo industrial?

En el día de ayer, finalmente, el Gobierno nacional blanqueó parte de sus pretensiones para la provincia de Tierra del Fuego y en particular para la industria radicada en estas latitudes. El asalto final contra los últimos bastiones de la electrónica nacional llega con forma de proyecto de Ley que en el día de hoy será presentado en el Congreso y busca eliminar los impuestos internos para televisores, monitores, celulares y demás productos electrónicos.

El anuncio del Ministro de Economía, Nicolás Dujovne, realizado ayer en el microcine del Palacio de Hacienda sobre el plan de reforma tributaria afectará, indefectiblemente, a los miles de puestos de trabajo involucrados en la producción de los productos que ahora ingresaran desde el exterior sin ningún tipo de limitación tal como ocurrió oportunamente con las computadoras y notebooks.

Ayer, tras el anuncio del funcionario nacional, en la provincia, la Gobernadora Rosana Bertone convocó de urgencia a sus Ministros para analizar los pasos a seguir y evaluar las alternativas frente a un hecho que se había anunciado desde hace ya mucho tiempo y que hoy nadie puede hacerse el sorprendido, incluso se supo desde que la administración de Cambiemos decidió eliminar los impuestos a las computadoras y notebooks.

Como consecuencia de la reunión de urgencia, en tiempo récord y en menos de una hora se difundió una carta que la Gobernadora le envió al Presidente de la Nación para solicitarle una audiencia para abordar el tema. Algo raro si se tiene en cuenta que la propia Mandataria fueguina participó el lunes de los anuncios que hizo el Presidente de la Nación sobre reforma tarifaria y demás iniciativas.

 

Sin liderazgo y diálogo, no hay futuro

En la provincia sectores de la oposición pidieron, desde los inicios de la administración de la gobernadora Rosana Bertone la apertura del diálogo y una convocatoria amplia para defender, ante el Gobierno nacional, los Derechos de Tierra del Fuego.

Los pedidos no fueron escuchados, la Gobernadora tenía intenciones de llevar adelante una relación diferente con el Gobierno nacional y apostó al diálogo, a lo que entendió era una construcción lenta pero fructífera; y se mostró amigable con la administración de Cambiemos y así, también, logró que Nación invirtiera en obras y enviara un poco de recursos para atender alguna que otra coyuntura compleja.

Hoy, ante los hechos consumados, una vez más vuelve a tomar fuerza la necesidad de que los diferentes sectores políticos, sociales, económicos, sindicales, y empresariales se pongan al frente de la defensa de los intereses y derechos de los fueguinos. La oposición lo advirtió durante la reciente campaña electoral, había una amenaza sobre Tierra del Fuego; su matriz económica y su estilo de vida y esa amenaza tomó cuerpo ayer.

TIEMPO Fueguino publicó, en su edición del 24 de octubre la presunción de que la Gobernadora, Rosana Bertone, tras la derrota electoral que sufrió en las elecciones legislativas y el mensaje de desaprobación de las urnas, convoque al diálogo a sectores antagónicos a su pensamiento político, sin embargo, eso no pasó, y tampoco ocurrió ayer luego de que citara a sus funcionarios más cercanos a evaluar la crisis que golpea la puerta de su administración.

 

“A los tibios los vomita Dios”

También es necesario recordar que durante las recientes elecciones legislativas la dirigencia política local, en su mayoría, se dejó arrastrar por “la grieta” nacional a pesar de que en Tierra del Fuego se discutía otra cosa, muy diferentes a lo que hoy discuten Macristas y Kirchneristas.

Fue muy claro en una de sus últimas intervenciones mediáticas el Dr. Federico Rauch, candidato por uno de los sectores gremiales de la provincia, en cuanto a la necesidad de que los candidatos fueguinos discutan la agenda de la provincia y defiendan los intereses de los fueguinos, la 19640 esencialmente que es la columna vertebral de la economía insular.

Solo después de la excelente elección que Cambiemos hizo en la provincia, el Ministro Jefe de Gabinete Leonardo Gorbacz, principal responsable de la falta de diálogo político reveló el oscuro panorama que el Gobierno de la provincia tenía sobre el futuro, en virtud de las inminentes medidas económicas proyectadas por Macri.

Es decir que hubo una relación amigable, dialoguista y expectante antes del 22 de octubre y una totalmente diferente el día lunes 23 a pesar de que se intentó demonizar, desde la misma Jefatura de Gabinete, a quienes advirtieron sobre la ingenuidad del Gobierno de la provincia sobre las verdaderas intenciones de Macri.

 

En el mismo lodo todos manoseados

Hoy la clase política fueguina parece un rebaño de ovejas en estampida, no tienen un pastor que las guie o conduzca. En el medio, miles de fueguinos verán hoy los dramáticos titulares y entenderán que todo cambio y nada será lo mismo. La dirigencia sindical también tendrá que dar muchas explicaciones después de semejante cachetazo a la clase trabajadora, ya no podrán engañarla con discursos tribuneros o encendidas e incendiarias arengas, ahora hay que trabajar.

El sueño de un Polo Industrial se está haciendo añicos. No es culpa de Macri, es responsabilidad de industriales, gremios y políticos.

Que la provincia se los demande.

Compartir