En los últimos días se conocieron varios hechos delictivos en la cuidad de Río Grande donde los delicuentes optan por sustraer alguna parte del auto o romper el vidrio y robar elementos que hayan quedado a la vista en el interior del vehículo. Esta modalidad altera la costumbre de los vecinos que dejan los autos sin las trabas activadas o sin alarma.

Tal es el caso del robo ocurrido en la puerta del colegio María Auxiliadora, que además de romperle el vidrio de su camioneta y robarle la mochila escolar de su hija, a la víctima también le sustrajeron una agenda carpeta tamaño oficio color marrón simil cuero con cierre, y solicita a quien la encuentre que se comunique al teléfono 15485445.

En comunicación con Fm Del Pueblo, el comisario Hector Bordón dijo que con este tipo de delitos “no podemos decir que responde a una mecánica planificada, es un delito bastante complejo para identificar un modus operandi”, y aclaró que “las tareas preventivas existen.”

En este caso particular “no tenemos formalizada la denuncia sobre este hecho, dijo el comisario y agregó que “nos interesaría invitar a quienes sufran este tipo de delitos a que concurran a la sede policial e informen sobre esta circunstancia, para que podamos tener acceso a mayor información y a la localización de algún elemento que nos permita poder realizar la investigación.”

Con el caso del Alfa Romeo al que le robaron la puerta, Bordón aclaró que el sistema de alarma del vehículo no estaba activado, “entonces nos llamó la atención la sustracción de la puerta de un vehículo de alta gama, con lo cual hay una línea investigativa que se podría llegar a relacionar con el anterior, de un vehículo común, que fue hace aproximadamente 20 días, un Cherry Kuku.”

“La particularidad es que es un auto de alta gama, cuyas autopartes son difíciles de conseguir en el mercado, entendemos que por ahí puede ser una de las situaciones en las cuales se puede fundamentar la comisión de este delito, también pueden haber otras motivaciones, el daño por el daño mismo, pero son líneas investigativas que se están dando para poder establecer el origen”, explicó Bordón.

El comisario calificó como “muy valiosas” a las cámaras de seguridad, para verificar o investigar un hecho, “esos elementos lo que hacen es posibilitar identificaciones o reconocer mecánicas delictivas que por ahí son nuevas y ver este desarrollo socialmente acá en Río Grande, cómo se van adquiriendo este tipo de modalidades, si son adquiridas o si son traídas de otro lugar.”

Compartir