El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo ayer que “la instrucción más importante” que dio el presidente Mauricio Macri durante la reunión de gabinete es “no distraerse de la gestión” y expresó la confianza del gobierno en el Banco Central para “superar las turbulencias que se generan el sistema cambiario”.

“El primer desafío del Presidente es la convicción de que estamos en el rumbo correcto, convencidos que debemos seguir trabajando en esa transformación que la Argentina necesita, y dar la tranquilidad de que hay un liderazgo responsable, que escucha, que entiende la situación y a la vez toma las decisiones necesarias para evitar una crisis y seguir creciendo”, dijo Peña.

En declaraciones a la prensa, tras la reunión de gabinete que se desarrolló en la Casa de Gobierno, Peña explicó que en el encuentro de hoy se habló “de la situación económica que estamos atravesando”, y se evaluó “centralmente que Argentina está en un escalón más bajo de confianza”.

“Esto tiene que ver con aquellos que nos prestan la plata desde distintos países del mundo para poder ir achicando este déficit fiscal y llegar a un equilibrio para no depender de la deuda y de la emisión”, explicó el jefe de Gabinete y dijo que, además de esos factores externos, “se debió además a algunos internos”.

Durante el encuentro de hoy, “se hizo un reconocimiento y un agradecimiento al esfuerzo y la comprensión de los argentinos, quienes en estos dos años y medio han puesto mucho para que el país tenga hoy herramientas para poder enfrentar estas situaciones y poder mostrar claridad sobre cuál es el desafío central que estamos enfrentando”, indicó el funcionario.

Asimismo remarcó que “la vocación del Presidente y de todo el equipo es dialogar con todos los sectores para poder plantear con mucha responsabilidad y claridad cuáles son los problemas y los desafíos que hay que afrontar”.

“Tenemos todas las herramientas y confiamos plenamente en el Banco Central para poder superar las turbulencias que se generan en el sistema cambiarlo y como dijo (el ministro de Hacienda, Nicolás) Dujovne, después que terminemos de estabilizar la situación, se podrá hace un diagnóstico”, indicó.

Para el Jefe de Gabinete, “está claro que ‘a priori’ vamos a tener un año de crecimiento que, por distintos factores, como la sequía que tuvo su impacto, va a ser un poco menor al que estaba previsto, pero seguimos creyendo en que vamos a crecer”.

“Tenemos que trabajar para evitar que se afecte la actividad porque una de las cosas que seguimos viendo en la calle es una economía que crece, que invierte, que está generando trabajo”, dijo y señaló que “la meta de inflación no es un pronóstico, sino simplemente una guía para la política económica”.

Compartir