La Cámara Federal de la ciudad de Buenos Aires  ordenó la libertad del ex vicepresidente Amado Boudou en la que causa por la que aún permanecía detenido, en la que se lo acusa por mal rendimiento de viáticos durante su gestión ante el ministerio de economía.

Los jueces confirmaron el procesamiento del ex funcionario y el embargo de un millón de pesos en esa causa en la que está acusado de peculado o malversación de caudales públicos, pero revocaron la prisión preventiva que había dictado el juez Ariel Lijo.

Los jueces Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia no coindieron en un punto, en si la libertad era bajo caución juratoria o bajo palabra o con tobillera electrónica, por lo que convocaron al juez de la Cámara del Crimen Rodolfo Pociello Argerich, que se inclinó por la segunda opción.

 

Compartir