Durante la jornada de ayer hubo reuniones entre miembros del gobierno nacional y algunos gobernadores, con el fin de buscar una salida al conflicto que trajo el anuncio de la Reforma Tributaria y que tiene en el ojo de la tormenta a Tierra del Fuego. Los ejes de discusión son el impuesto en el tabaco, los vinos, el azúcar, la reducción total de los gravámenes a los productos electrónicos y el polémico Fondo del Conurbano bonaerense.

El ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibieron durante el transcurso de la tarde de ayer  a los gobernadores de Cambiemos María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy). Esto forma parte de las negociaciones que comenzarán a rodar el jueves próximo cuando Macri reciba a todos los mandatarios provinciales.

En las distintas reuniones de los gobernadores con Frigerio y Dujovne, estuvieron además de los gobernadores el ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza; el vice jefe del gobierno porteño Diego Santilli; el secretario de Obras Públicas y Vivienda, Alejandro Caldarelli; el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero y también se había sumado hacia la tarde el senador radical de Mendoza, Julio Cobos, uno de los más duros con la Casa Rosada ante el aumento del gravamen al vino.

Según el portal InfoBAE, los cambios impositivos planteados por la Casa Rosada abrieron duras batallas transversales que van más allá de los partidos políticos y se encuadran en la defensa de las economías regionales. Así, por ejemplo,  una alícuota de hasta el 29% en bebidas blancas (hasta ahora ese porcentaje es del 20%), un gravamen del 17% en cervezas (hoy es el 8%), vinos y sidras 10% (hoy no alcanzados) y el aumento impositivo en gaseosas y jugos con azúcar agregada el 17% (hoy pagan entre el 4% y el 8%) desató un fuerte vendaval en provincias cuyanas y del norte argentino.

Las provincias del litoral y las empresas tabacaleras también se resisten a los cambios tributarios, ya que, con el aumento de la alícuota previsto en un 70% a los cigarrillos, amenazaron con despidos del personal de la industria del tabaco.

Otro importante foco de conflicto se abre entre los gobernadores y María Eugenia Vidal, por el Fondo del Conurbano Bonaerense. Ante el malestar que genera en el resto de las provincias, y a la espera de una resolución de la Corte Suprema, Vidal visitó en la tarde de ayer al Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti en el Palacio de Tribunales. Finalizado el encuentro, Vidal dijo que su reclamo es “justo y legítimo”. De todas maneras, el ministro de economía bonaerense Hernán Lacunza, dijo que “aún no pudimos arribar a ningún acuerdo. Todo se está dialogando”.

Compartir