El concejal Raúl von der Thusen presentó un proyecto de ordenanza para la colocación de espejos parabólicos en distintas intersecciones de la ciudad donde se repiten accidentes de tránsito.

El concejal argumentó que el aumento de la población provocó un incremento en la cantidad de automóviles y “algunas calles de la ciudad no están preparadas para el gran tráfico vehicular que la ciudad hoy tiene”.

Según Von der Thusen, los espejos parabólicos cuestan un 10% del valor de un semáforo, “por lo cual es una solución viable y más económica que un sistema de semaforización, permitiendo tener una mejor visibilidad en las intersecciones de las arterias peligrosas”.

Con esta propuesta “estaremos beneficiando tanto al peatón como al conductor, que antes de efectuar un cruce podrá visualizar su entorno identificando posibles peligros para decidir la mejor alternativa y evitar una situación de riesgo”, explicó el concejal, y remarcó que el objetivo del proyecto “es reducir la inquietante cantidad de víctimas fatales y heridos en accidentes de tránsito de nuestra ciudad provocados por el creciente desorden del tránsito, imprudencia de conductores y peatones, la falta de control, señalización y elementos de seguridad vial”.

 

 

Compartir