La población de Japón disminuyó por séptimo año consecutivo, mientras sigue subiendo el número de personas mayores de 65 años, que ya superan el 27,7 por ciento de los habitantes, según datos del Ministerio de Asuntos Interiores de ese país.

Las últimas estadísticas indican que en 2017 había 127,7 millones de japoneses, 227.000 menos que el año anterior, y que al menos 40 de los 47 municipios del archipiélago registraron una declinación de los residentes, reportó hoy la agencia italiana Ansa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una nación “en fase de envejecimiento” cuando el porcentaje de mayores de 65 años es superior al siete por ciento, y en “avanzado estado de envejecimiento” cuando la proporción supera

el 21 por ciento.

Así, Japón es la nación con mayor número de personas mayores de 65 años en el mundo, mientras la cantidad de mayores de 75 llega a 17,4 millones y el de los menores de 15 años no alcanza a los 15,6 millones.

La situación actual refleja décadas de baja natalidad en el país, cuya tasa de longevidad es una de las más altas entre los países industrializados.

Asimismo, un estudio del Gobierno japonés prevé que la población será de menos de 100 millones en 2053 y de poco más de 88 millones en 2065, cuando se prevé que los adultos mayores representarán el 38,4 por ciento de los habitantes.

Compartir