Vigo será la tercera ciudad de España en aplicar paradas nocturnas especiales para colectivos combatir el acoso a mujeres.

Este sistema ya se implementó en las ciudades de Terrassa y Bilbao, donde las mujeres que viajen solas de noche podrán bajarse en cualquier punto de los recorridos oficiales por fuera de las paradas reglamentarias.

Las pasajeras que quieran aplicar la opción deberán avisarle al colectivero su destino exacto cuando suban a la formación y sentarse en la parte delantera. Cuando llegue su turno, se les permitirá bajar por la puerta más próxima al chofer en lugar de tener que desplazarse hasta la de atrás, quedando fuera de su campo de visión con mayor rapidez.

Compartir