El cabo Gastón Porfirio, de Bomberos Zona Norte de Ushuaia , se refirió al levantamiento de la intervención en los bomberos después de seis años, y dijo que “estamos contentos pero también estamos preocupados, porque el interventor quiere volver a ser la cabeza del cuartel, cuando está a las claras cual fue su desempeño.”

Porfirio dijo que el interventor Ramón López “en seis años no presentó un balance, entonces nosotros empezamos a presentar notas a la IGJ y desde el 2013 la IGJ lo está intimando a que presente los balances y que llame a asamblea, pero él decía que no era aconsejable que se presentara, entonces son sabemos porque él quería seguir como interventor.”

“Nosotros no tuvimos mejoras edilicias, no hizo nada en el cuartel, nosotros juntamos plata hicimos un aula, hicimos rifas y compramos un proyector, la plata la íbamos poniendo entre todos los chicos del cuartel, no se renovaron las unidades nuevas, ni la ropa, que tiene vencimiento, no hizo ninguna inversión con la plata que le gira la provincia”, denunció el bombero.

Compartir