Durante el fin de semana largo las temperaturas subieron considerablemente en la capital fueguina, provocando que la nieve y el hielo acumulados se derritieran rápidamente.

Esto generó una gran cantidad de agua que anegó diferentes sectores, calles de tierra muy complicadas y nuevos baches. Desde la municipalidad informaron que se encuentran trabajando en los diferentes puntos de la ciudad.

Al respecto, el subsecretario de Servicios Públicos, Ingeniero Christian Videla explicó las tareas que se desarrollan desde el municipio para contener los problemas que suscitó el deshielo, “intervenimos en varios barrios por acumulación de agua, estamos asegurando las acequias y las bocas de tormenta para que el agua escurra, retirando los montículos de nieve sobre todo aquellos que puedan obstruir alguna boca de tormenta”.

“El aumento de temperatura tiene un impacto muy alto no sólo en la nieve acumulada que se derrite y que forma cursos de agua en las calles, sino también  la cantidad de nieve en las laderas de las montañas, que  es muy grande y se arrastra tierra abajo hasta los pluviales” sostuvo.

Durante las horas en que se registraron mayores temperaturas se llevaron  adelante trabajos  de control de las cotas de agua acumulada en algunos puntos de la ciudad por parte  de las cuadrillas de cloaquistas de la Municipalidad. Junto a la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios DPOSS, se despejaron y limpiaron las cámaras.

Consultado sobre el estado de algunas calles de tierra que producto de las altas temperatura y el agua formaron una capa de barro que las hace muy difícil de transitar, el funcionario explicó “mientras llueve es imposible realizar trabajos porque se lava, para empezar a trabajar necesitamos que el suelo vuelve a ganar consistencia, que se oree o se congele, para poder trabajar con maquinas pesadas, porque si no rompe más de lo que arregla”.

“Las tareas allí dependerán del daño que haya sufrido el suelo, a veces puede repararse solamente aportando material y otras veces hay que cambiar la base y aportar material, es un trabajo que insume mucho tiempo y recursos” detalló Videla.

En este sentido informó que comenzaron los trabajos en la zona de Andorra y del barrio Río Pipo y que continuarán en los próximos días para mejorar la transitabilidad.

Al respecto de los nuevos baches que se generaron en las calles sostuvo que es una situación que no se puede evitar, propia de las condiciones climáticas y que “estamos aportando material grillado con emulsión, las mezclas duran 10/15 días siempre que no llueva” y aclaró “no se puede hacer bacheo con estas temperaturas porque se rompe, se fractura”.

Por otro lado destacó el estado de las calles recientemente asfaltadas o pavimentadas, como la avenida Yrigoyen “a pesar de las condiciones no se inundó, drenó completamente, eso habla de una buena ingeniería” y agregó “estamos haciendo trabajos en la colectora que si se vio anegada”.

Al respecto de cómo continuarán los trabajos, el Subsecretario Videla informó “todavía quedan montículos de nieve por retirar, aunque se produjo un aumento de las temperaturas tenemos señales de escarcha en algunos sectores por lo que allí trabajaremos con fundente” y cerró “para el fin de la semana las temperaturas podrían volver a bajar así que nos preparamos para eso”.

 

Compartir