Así lo afirmó Fabiana Ríos, ex gobernadora de la provincia, quien además integra el colectivo feminista La Ría, que estos últimos meses activó la militancia por la ley que despenaliza la interrupción voluntaria de los embarazos.

Ríos fue consultada sobre el tema en el programa radial Capicúa TDF, y reflotó otros debates en que los derechos civiles se instalaron en la discusión pública antes de terminar sancionando una ley en el congreso.

“El debate del matrimonio igualitario era acalorado, con los mismos actores prácticamente, en las posiciones contrapuestas, las mismas que en este caso. Lo mismo con la ley de divorcio, con el fantasma de que iba a destruir las bases de la familia, o de la sociedad”, dijo Ríos.

Y agregó que “cada una de esas leyes dan cuenta que, lejos de haber debilitado esas estructuras se logró modificar las prácticas sociales en relación a una ley que estaba siendo ocultada”.

Hace casi 100 años el código penal estableció pautas de despenalización del aborto, “con lo cual los argumentos que hablan de crimen son argumentos que están por fuera del código penal de hace 100 años cuando las mujeres eran consideradas incapaces”, manifestó la ex gobernadora.

Y se refirió al fallo FAL, de 6 años atrás, que le ordenó al parlamento argentino que se sancionen leyes para garantizar las condiciones de aborto, como un concepto de salud que contemplaba la salud física, psíquica y social de las mujeres.

“No hay razón para introducir dogmas en el debate por el aborto, porque el dogma no está sujeto a discusión, cuando la esencia de la democracia es la discusión”, dijo Ríos y aseguró que la discusión “ganó la vida cotidiana,porque no hay lugar donde no se discuta, y eso se ganó en la calles con la campaña nacional del aborto, que sostuvieron durante años en una franca minoría”.

 

Compartir