Luego del Congreso de Delegados del SUTEF realizado el fin de semana en Tolhuin, se decidió llevar la consulta a las escuelas y este jueves definir medidas de fuerza para la segunda parte del año en reclamo de la apertura de paritarias y el pago de los salarios atrasados, aunque desde el gremio esperan ser convocados durante las vacaciones de invierno para que no haya inconvenientes con el inicio de clases después del receso invernal.

En este marco el secretario General del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) Horacio Catena, junto a la secretaria General de la seccional Río Grande Verónica Andino brindaron una conferencia de prensa en relación a las situación actual que vive el sector docente y los pasos que se van a dar para intentar revertir la situación.

Catena dio inicio a la conferencia manifestando “la solidaridad con todos nuestros compañeros, vecinos, parte de nuestra comunidad educativa que se han quedado sin trabajo. Con quienes han sufrido la baja de contratos en el último tiempo y poner nuestra organización y todo lo que podamos a disposición de ellos y del resto de las organizaciones sindicales” al tiempo que señaló que “no se le ve un final próximo a esta sangría de pérdida de trabajo, que en principio de genera en la industria y luego arrastra al comercio y al resto de las actividades”.

Meses sin cobrar

Por su parte Verónica Andino explicó que “una vez más se repitió este mes que hay compañeros y compañeras en la provincia que no han percibido sus haberes como corresponde” y recordó que desde febrero se vienen repitiendo estas situaciones y “hoy, llegando a la finalización del primer semestre del año, aún no han percibido como corresponde sus haberes” e incluso explicó que hay algunos docentes afectados por estos incumplimientos que, cuando les pagan lo que les deben; reciben sumas parciales, no les entregan los recibos a tiempo “y no sabe lo que cobran” o sufren descuentos “por ítems que no existen. La situación, en lo administrativo, definitivamente es desastroso en lo que tiene que ver con la carga de cargos y horas para los docentes”.

Andino remarcó que esta falta de pago de los haberes no es casualidad o negligencia sino que “hay, de parte del Gobierno, una definición política de no pagar como corresponde y utilizar esos recursos, evidentemente, para otras cosas. Hemos realizado un relevamiento, parcial por supuesto, porque hay compañeros que por miedo piden que no los pongamos en el listado para ver si los cargan. Pero la información que se da desde Recursos Humanos es cada vez más confusa y el panorama es realmente preocupante” pero indicó que en algún momento llegaron a registrar “más de 300 docentes” que no cobraban sus haberes.

La dirigente explicó que este tema afecta al sector, junto con “la situación que estamos atravesando todos por no haber discutido una recomposición salarial como corresponde, con un paliativo que entregó el Gobierno y que podemos tomarlo como una burla o una provocación; mucho más cuando se plantea como que ha surgido de una mesa salarial y todos sabemos que no hubo discusión en todos estos años en torno a una recomposición” a lo que se suma el recorte en educación, mencionando “la cantidad de horas cátedra a las que se les ha dado de baja y la cantidad de cargos que no se renuevan” tiene que ver no sólo con “la falta de trabajo para los compañeros”, sino también con “falta de condiciones pedagógicas para los alumnos”. En el mismo sentido dijeron que “obviamente el trabajador es el primero que siente el impacto” por la falta de trabajo, pero aclarando que también tiene consecuencias “en la educación de los alumnos en las escuelas y en las condiciones de aprendizaje, que no están garantizadas”.

 Definiciones

Catena se refirió, en este marco, a la situación del IPES Florentino Ameghino, que continúa intervenido y para el cuál se llamó a concurso con el objetivo de cubrir cargos, denunciando “la violación a la autonomía en una institución, porque están sacando los concursos para cubrir cargos al margen de lo que está establecido en base a su autonomía y las resoluciones”.

Además el dirigente gremial informó que el sábado último hubo un Congreso Provincial de Delegados, donde se podrían haber definido medidas para el reinicio de las clases luego del receso invernal, pero se decidió “dar mayor debate, hasta el jueves, para poder llegar hasta el último compañero y el último turno; para poder determinar cómo se inicia el plan de lucha exigiendo la apertura de la discusión salarial. Y no decimos la reapertura, porque eso sería si en algún momento se hubiera discutido, pero en la provincia hace dos años y medio que no se discute salario” a la vez que señaló la posibilidad de iniciar el plan de lucha “con alguna medida de acción directa”, pero dijo que “además se planteó una agenda con distintas medidas como puede ser una jornada de protesta donde cada institución defina cómo hacerlo, de acuerdo al problema que tiene; porque además del salario hay problemas específicos en cada institución”.

 

Compartir