El Director por el sector activo de la Caja Previsional de los empleados públicos Héctor López Auil denunció la intención de dar continuidad al llamado “aporte solidario” e indicó el rechazo a esa posibilidad así como la intención de que se implemente un “aporte obligatorio del 19 por ciento para el sector político”, como forma de sostener el sistema.

En este sentido el Director por los Activos sostuvo que “estamos muy preocupados por el planteo que están haciendo desde el arco político, sobre todo desde el oficialismo, relacionado con la posibilidad de la prórroga del aporte solidario y de la emergencia en general” al tiempo que remarcó que “repudiamos la continuidad de esto, toda vez que nosotros hemos estado en la Legislatura llevando adelante las propuestas del sector, las propuestas de los trabajadores; y no tenían nada que ver con la continuidad de estos aportes que desde hace dos años son la variable de ajuste para trabajadores activos y los jubilados”.

Asimismo López Auil explicó que para el sostenimiento del sistema previsional “tienen herramientas; lo único que tienen que hacer es que se cumplan las leyes y nada más. Justamente una de las herramientas que evitaría el desfinanciamiento de la Caja es la misma Ley 1068, que plantea la obligatoriedad del Gobierno de transferir a la Caja el 70 por ciento de lo que se recupera del famoso 15 por ciento de coparticipación”.

Sin embargo el representante de los trabajadores aseguró que eso no sucedió y “por lo tanto estaremos exigiendo esta deuda” e informó que la deuda acumulada por ese concepto ronda “los 700 millones de pesos, por estos dos años que no han aportado” cuando si se saldara esa deuda “la Caja sería superavitaria”, por lo que insistió en el “repudio y nuestra postura en contra de la continuidad de aporte solidario y la emergencia”.

Al ser consultado sobre la propuesta del sector para evitar que la Caja sea deficitaria, López Auil aclaró que impulsan un aporte “obligatorio del 19 por ciento para todos los cargos políticos, incluido el nuestro porque es un cargo político al que llegamos por elecciones”, entendiendo que ese sector debe ser “el primero en hacer un esfuerzo” para sostener la Caja de Previsión. “Más aún cuando escuchamos que se aumentan el desarraigo, lo que cobran de viáticos y entonces vemos que no hay concordancia entre lo que dicen y lo que hacen”. .

Asimismo, el representante de los activos en la Caja Previsional indicó que no se está teniendo en cuenta la parte de las ganancias del Banco de Tierra del Fuego para cubrir el déficit previsional tal como está estipulado; que no se ha usado ni un peso del ANSES para la Caja y además propuso un incremento del 2 por ciento de los aportes patronales como otra forma de financiamiento.

Compartir