Finalmente se suspendió la reunión de este martes entre la CGT y el Gobierno que se iba a hacer en el Ministerio de Trabajo. Fue cancelada por la central obrera a último momento porque no había nuevos ofrecimientos frente a los pedidos de los sindicalistas. A las 17 se juntará el consejo directivo para definir la convocatoria a un paro nacional.

El encuentro iba a ser la continuidad de la reunión del pasado jueves en la Casa Rosada, cuando los dirigentes sindicales plantearon una agenda de cinco reclamos: una norma que evite los despidos y suspensiones en el sector público y privado por los próximos seis meses; la reapertura de paritarias cerradas sin limitaciones; la eliminación en la base de cálculo del impuesto a las ganancias del medio aguinaldo de julio; la devolución de los fondos correspondientes a los gastos de salud de las obras sociales sindicales; y que no se trate el proyecto de reforma laboral.

La reunión fue convocada por el Gobierno con la intención de desactivar la convocatoria a un paro nacional. Temen a que la Central se una al paro nacional de Camioneros que lanzó Hugo Moyano para este jueves, del que también participarán las dos CTA.

Después del encuentro de la semana pasada, como gesto hacia los gremios, Mauricio Macri firmó un decreto para habilitar la posibilidad de sumar un 5% extra de incremento salarial a aquellos sindicatos que ya habían firmado una pauta del 15%. Y aseguró que estaban evaluando pagar parte de la deuda que existe con las obras sociales. El punto sobre los despidos sería el que más discusión trae con el gobierno.

Compartir